Skip to main content

Evaluación clínica del uso de LISTERINE® presentaciones con alcohol

Con el fin de realizar un estudio de la incidencia de los enjuages bucales en la prueba de alcoholimetría, los profesionales de la salud oral: Dr. Juan Vazquez - Medical Affairs Manager/ LSO Mexico Caribbean, y la Dr. Valentina Chavez - Lara Medical Coordinator, presentan el siguiente informe: Evaluacion clínica del uso de listerine® y su efecto en las mediciones de alcohol en aliento.

El alcohol en el cuerpo

El alcohol (etanol) es una molécula pequeña, soluble en agua, que se absorbe relativamente lento desde el estómago y rápidamente desde el intestino delgado para ser libremente distribuido en todo el cuerpo.

El alcohol se distribuye en el cuerpo a través del agua corporal, así que la mayoría de los tejidos están expuestos a la misma concentración de alcohol que la sangre. La única excepción es el hígado, donde la exposición es mayor debido a que la sangre es recibida directamente desde el estómago y el intestino delgado a través de la vena porta. La difusión de alcohol a los órganos es relativamente lenta, a excepción de aquellos en donde existe un riego sanguíneo abundante como el cerebro y los pulmones.

Más del 90% del alcohol es eliminado a través del hígado; 2 a 5% se excreta sin cambios en orina, sudor o aliento. El primer paso del metabolismo es la oxidación por la enzima alcohol deshidrogenasa a acetaldehído, la cual es una sustancia altamente reactiva y tóxica, cuya acumulación es causante de algunos síntomas como cefalea, nausea, rubor y taquicardia, experimentados por la gente que ingiere bebidas alcohólicas.

El alcohol es removido de la sangre a una velocidad de 3.3mmol/hs (15mg/100ml/hs), aunque puede variar dependiendo de la cantidad de alcohol ingerido y de características propias de la persona.

El alcohol y las vías respiratorias

El intercambio gaseoso entre el medio ambiente y el flujo sanguíneo es la principal función de los pulmones. Esto requiere el movimiento bidireccional del aire a través de las vías respiratorias hacia los alveolos, en donde el aire es expuesto a la sangre capilar de la circulación pulmonar y bronquial.

Durante la ingesta de alcohol, éste se difunde desde la circulación pulmonar y bronquial directamente a través del epitelio ciliado, en donde se evapora y pasa a las vías aéreas.

LISTERINE® Y LA MEDICIÓN DE ALCOHOL EN ALIENTO

En un estudio conducido para determinar los valores de alcohol en aliento alcanzados después de utilizar un enjuague bucal, se evaluó la concentración de alcohol en aliento de diez sujetos sanos a los 2, 4, 6, 10 y 15 minutos posteriores al uso del enjuague bucal con LISTERINE® (29.6% alcohol) y otros enjuagues bucales con 18.9% (Scope), y 6% (Lavoris) de alcohol. Los valores de alcohol en aliento posterior al uso de los tres enjuagues bucales, decayeron exponencialmente y fueron proporcionales a la concentración de alcohol del enjuague utilizado. Los resultados indicaron que el uso de un enjuague bucal previo a la prueba de aliento para alcohol no condiciona a resultados de la prueba que estén dentro del rango de intoxicación, después de aproximadamente 6 minutos para enjuagues bucales que contengan de 25 a 30% de alcohol, 4 minutos para los que contienen 15 a 20% de alcohol y 2 minutos para los que contienen menos de 10%.

3.1.3-image-1_1.jpg

Grafica de concentración de alcohol en el aliento

EN FORMULACIONES DE ENJUAGUES CON 15% DE ALCOHOL O MÁS, PRESENTA CONCENTRACIONES APARENTES DE ALCOHOL EN EL ALIENTO EN UN PERIODO DE HASTA 10 O 15 MINUTOS POSTERIORES AL USO DEL ENJUAGUE.

De igual manera, se llevó a cabo un estudio clínico para evaluar el efecto de un enjuague bucal con 26.9% de alcohol (LISTERINE®) en pruebas de detección de alcohol en siete voluntarios. Cada sujeto fue evaluado de manera individual, al pedirle que exhalara en un dispositivo para detección de alcohol en aliento. En la prueba inicial ningún voluntario presentó concentraciones de alcohol. Posteriormente se les pidió que realizaran un enjuague bucal con 20ml de LISTERINE® durante 30 segundos. Las pruebas siguientes se realizaron al minuto 1, 3, 5 y 10 después del enjuague. Los resultados demostraron que los niveles más altos de alcohol se presentaron al minuto 1. A partir de ese tiempo se presentó un descenso significativo en los niveles de alcohol presentes en las pruebas subsecuentes, aunque al minuto 5 todavía persiste un nivel de alcohol significativo. Al final del periodo de evaluación no se presentaron niveles apreciables de alcohol.

3.1.3-image-2_1.jpg

Efecto de un enjuague bucal

Conclusiones:

El alcohol (etanol) es una molécula pequeña, soluble en agua, que se absorbe relativamente lento desde el estómago y rápidamente desde el intestino delgado para ser libremente distribuido en todo el cuerpo.
- El alcohol se distribuye en todo el cuerpo, principalmente y de manera más rápida en órganos con un importante riego sanguíneo como el hígado, los pulmones y el cerebro.
- A partir de la difusión por sangre, el alcohol llega a la circulación pulmonar y bronquial, en donde se evapora y pasa a las vías aéreas. Esto permite su detección a través del aliento.
- Los estudios realizados para evaluar el efecto de LISTERINE® en la prueba de detección de alcohol en aliento han demostrado que, después de 10 a 15 minutos no existen niveles detectables de alcohol en aliento.
- Es claro, por los resultados de los estudios, que la disminución progresiva de los valores de alcohol en aliento posteriores al uso de LISTERINE® es muy rápida, lo que hace improbable que el uso de LISTERINE® antes de subirse a un coche pueda afectar significativamente el resultado de una prueba para detección de alcohol en aliento.
- Es importante notar que el tiempo que pasa entre utilizar un enjuague bucal, subirse al coche, manejarlo, ser detenido y realizar la prueba de aliento para detección de alcohol seguramente será mayor a los 15 minutos en los que podría detectarse alcohol debido a LISTERINE®.

Referencias:

  • Berger A. How Does it Work? Alcohol Breath Testing. Br Med J, 2002; 325: 1403.
  • Drugdex Drug Evaluation. Ethanol. Revisado en línea en Marzo 2009.
  • Feeney MT, Horne JM, Williamson AD. Sobriety Testing: Intoxilyzers and Listerine Antiseptic. The Police Chief; 1985: 70
  • Modell JG, Taylor JP and Lee JY. Breath Alcohol Values Following Mouthwash Use. J Am Med Asoc, 1993; 270 (24): 2955-2956
  • Paton A. ABC of alcohol: Alcohol in the body. Br Med J, 2005; 330: 85- 87
  • Sisson JH. Alcohol and Airways Function in Health and Disease. Alcohol, 2007; 41(5): 293-307.